martes, 5 de abril de 2011

LOS LATIDOS DEL CIELO (JAVIER ALEGRÍA) - PRESENTACIÓN EN BARAKALDO

Aunque lleva treinta años fuera de su ciudad natal, Javier Alegría rememora en su novela Los latidos del cielo, la vida en el Barakaldo de las décadas de los 60, 70 y 80, crónica de la metamorfosis de la margen izquierda de la ría. La novela se presenta este jueves, 7 de abril en el centro Clara Campoamor (Barakaldo) a las 19.00, en un acto que está dentro de las VII Jornadas Literarias Barakaldo Hitzak 2011.

LA NOVELA: Los latidos del cielo es la crónica de una metamorfosis, la que vivió la sociedad de la margen izquierda del Nervión mientras todo el país vivía los últimos años del franquismo y la llamada “transición a la democracia”.
Mirando desde los ojos de un niño, en aquel Barakaldo, anterior a este Barakaldo actual, se suceden los elementos cotidianos de un mundo peculiar, que si bien tienen paralelismos con los de otras cuencas siderúrgicas, es único al incorporar las características que toda sociedad vasca aporta.
Al avanzar encontramos una adolescencia compartida por el protagonista y la sociedad que le envuelve. Protagonista y sociedad compartiendo la efervescencia de un gran cambio. Un proceso de gran calado que iba a acabar con aquella cultura, con aquella sociedad marcada por las fábricas y con la mentalidad propia de un mundo que estaba apagándose.
Hasta el apagado final. Final de etapa que precede al amanecer de un futuro nuevo. Un futuro que hará que las claves para entender la mentalidad de quienes vivieron aquellos años estén escondidas entre las herrumbres de un mundo de metal que todavía pueden entreverse en las orillas del Nervión y en la memoria de quienes fueron testigos, cuando el cielo estaba encapotado, de los “Latidos del cielo”.

EL AUTOR: Javier Alegría creció, estudió y vivió en Barakaldo hasta que se licenció en Psicología en la Universidad de Deusto. Unos meses después, con veintitrés años, se trasladó a vivir a Barcelona.
En la capital de Cataluña tomó contacto con el Movimiento Humanista. Durante los dieciocho años siguientes militó activamente en esa organización desempeñando diferentes tareas relacionadas con la expansión de la organización y el desarrollo de planteamientos basados en la no-violencia.
A lo largo de esos años de intenso compromiso social participó en la fundación y primeros pasos de diferentes organizaciones de inspiración humanista, creó una decena de publicaciones, fue responsable de la apertura de numerosos centros dedicados a temas sociales en distintos barrios de Barcelona, en varias ciudades españolas e incluso en media docena de países de Europa y Sudamérica.
En 1994 funda el periódico “El Raval” del que sigue siendo actualmente director y máximo responsable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada