sábado, 4 de marzo de 2017

FICHERO DE NOVELAS NEGRAS: 601.-MAL TRAGO (CARLOS BASSAS DEL REY)


Título: MAL TRAGO


Autor: CARLOS BASSAS DEL REY

Editorial: ALREVÉS

Trama: La aparición del cadáver de un niño en una vieja mansión que está a punto de ser derruida, hace sospechar a la policía que está ante un asesinato. Pero la cosa se complicará cuando comprueben lo que hay detrás de ese asesinato y se corra el peligro de que si no detienen a su autor haya más víctimas en el futuro.

Personajes: Herodoto Corominas, protagonista de otras novelas de Carlos Bassas, un policía escéptico y desencantado, harto ya de ver siempre el lado oscuro de la vida mientras lidia con sus fantasmas personales y sus relaciones familiares, Agüero, subordinado y amigo de Corominas, que no duda en cantarle las cuarenta si llega el caso, aunque eso pueda perturbar su relación de amistad y confianza, Vázquez, expolicía y antiguo mentor de Corominas, que no duda en acudir hasta él cuando quiere desahogarse, deslenguado, procaz y desengañado de la vida, propietario en la actualidad de un bar, Contreras, jefe de Corominas, que tiene buena opinión de él como policía, pero al que no le gusta la independencia de criterio y falta de disciplina de su subordinado, Garayoa y Melero, importantes empresarios de Ofidia (la ciudad imaginaria en la que se ubica la novela), el primero perteneciente a una de las más tradicionales e influyentes familias de la región y el segundo un nuevo rico que se ha hecho a sí mismo, lo que se nota en sus diferentes modos de concebir la vida e incluso los negocios,

Aspectos a Destacar: En esta nueva entrega de la saga de Herodoto Corominas, Carlos Bassas del Rey sigue mostrándonos, con pulso firme y a través de una historia tan inquietante como oscura y verosímil, las miserias de una imaginaria ciudad de provincias, que es el trasunto de todas las ciudades, así como las grandezas y pequeñeces de los hombres y mujeres que sobreviven en ellas como pueden.

La Frase: La realidad te tumba y todo pasa a depender de cómo fajes; de las decisiones que tomes a partir del momento en el que el guante te ha partido la ceja, te ha roto la boca. De si optas por quedarte en la lona para dejar de sentir el dolor o te levantas sabiendo que tarde o temprano te lloverán más puñetazos, pero que hay que apechugar y seguir adelante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada